El Bordado Popular

 

EL BORDADO A TRAVES DE LA HISTORIA

El bordado es un arte suntuario antiguo que ornamenta una superficie con hebras textiles o pequeños elementos manipulados del mundo mineral.

 

MATERIALES EMPLEADOS.

1.-Tejidos. De distintas calidades y texturas con preferencia el liso con colores planos( pero también sobre brocados, rasos terciopelos).El cuero ha servido algunas veces para bordar sobre él pero lo limita por su menor flexibilidad.

2.-Hebras. De origen animal (lana, seda), vegetal (lino, algodón, cáñamo) y mineral (oro, plata, pedrería y cuentas de vidrio).

3.-Aguja. Como único instrumento a través de los tiempos (de hueso, marfil, madera y metal).

4.-Bastidor. Únicamente en el bordado erudito

 

BREVE INTRODUCCIÓN HISTÓRICA.

Los orígenes del bordado hay que buscarlos en las más antiguas civilizaciones aunque desgraciadamente  no queden restos testimoniales si los tenemos documentales.

Se puede afirmar que los pueblos de Asia, África, Europa y América conocen desde antiguo el arte del bordado. Las razones de su surgimiento hay que buscarlas en las necesidades religiosas y el culto a los muertos y las exigencias de la distinción social en la indumentaria.

Para algunos estudiosos si el tejido se conoció ya en Egipto hace unos 6.000 años a JC puede considerarse que desde la misma remota época existió el bordado.

En España es probable que se conociera también en épocas antiguas. Parece ser que en cuevas de Levante con pinturas prehistóricas se observan figuras humanas con prendas adornadas, y si se sabe que conocían la aguja para coser las pieles, es probable que también la utilizaran para pequeños adornos sobre ellas.

El arte del pueblo Ibero nos confirma  en su escultura la existencia de bordados, las figuras conservadas presentan minuciosas decoraciones en sus ropas. Asimismo también las necrópolis cartaginesas nos confirman el hecho.

Los romanos nos dejaron el gusto por el lujo aumentando en esta época las aplicaciones de los tejidos que además de servir como indumentaria se prodigan en camas, mesas, arcas...

Los árabes a partir del S.VII dan nuevo vigor a las artes textiles en general que decoran abundantemente. Llegaron a bordar el cuero y destacan bordados macizados donde la hebra cubre por completo el fondo. La impronta árabe se manifestó más bien en el bordado popular, el bordado erudito existía en iglesias y monasterios.

Según algunos autores el bordado español, tanto el popular y como el erudito  adquiere personalidad a partir del S.X siendo  el bordado del forro que reviste el interior de la tapa  del Arca de las Reliquias de San Isidoro de León el primer bordado Español que se conoce.

A partir del S. XII y sobre todo de los S XV y XVI  (los siglos de oro del bordado erudito español) los bordados erudito y popular siguen derroteros diferentes y el erudito sigue las modas y técnicas propias de la Historia del Arte Occidental.

 

CARACTERÍSTICAS DEL BORDADO ERUDITO:

Empleo de telas-bases ricas (brocados, terciopelos, rasos, seda)

La hebra para los bordados es también de materiales nobles (oro y plata, metales laminados, piedras preciosas, perlas).

Ornamentación muy variada y en constante evolución influida por las líneas artísticas generales del momento.

Técnica complicada y diversa.

La ejecución, generalmente, está en manos de profesionales y virtuosos.

Las aplicaciones son siempre para fines decorativos y una extensa aplicación a fines litúrgicos.

El colorido es variado y finamente graduado.

 

Como hecho curioso destaca se destaca que los bordados en oro fueron realizados en los siglos de su mayor esplendor únicamente por HOMBRES, pero estos nunca bordaron en seda. Cuando una prenda llevaba ambos bordados se hacía intervenir la mano femenina para el bordado de encarnación y para labrar todos los motivos ornamentales que requiriesen la fina técnica del policromado en sedas.

 

CARACTERÍSTICAS DEL BORDADO POPULAR

España tiene un amplio abanico en bordados populares. Al ser los materiales de carácter perecedero han llegado solo hasta nuestros días en museos y colecciones privadas los bordados de los siglos más cercanos.

Los bordados populares tuvieron su máximo apogeo durante los S. XIII al XVII, decayeron durante el XXVIII y el XIX hasta `primera mitad del S. XX donde se han revalorizado de nuevo.

En contraposición con el bordado erudito el bordado popular es muy difícil de datar: se repiten de forma inalterable los modelos a través de los siglos y porque, excepto algunos dechados, estos suelen ser anónimos.

Otro condicionamiento del bordado popular es el geográfico  en el sentido de que la influencia geográfica se expresa en una serie de constantes, analogías o diferencias. El bordado popular de tierras adentro, por poner un ejemplo, presenta mayor macizamiento, reciedumbre, mayor contraste de color, el empleo de tonos fuertes  y planos y combinaciones limitadas de colores. En las costas, sin embargo, existen en las piezas más vanos, más calados, más policromía y contrastes menos acusados.

De alguna manera el bordado popular refleja la sicología de una determinada región, y , como sabemos, esta tiene pocas variaciones.

La finalidad del bordado P. Es triple: adorno personal, adorno doméstico y misticismo religioso-ritual.

Su característica más acusada sería la estabilidad en las formas, hebras, telas-base, colorido y técnicas. Son  actividades de tradición muy cerrada porque se repetían los ejemplares de un modo exacto con un respeto casi místico por la tradición.

Es probable que en España existiera un bordado P ibérico que fue enriquecido con las aportaciones centro-europeas y orientales.

 

La unidad espacial con rasgos artísticos y culturales similares se denomina COMARCA. La comarca artística en el bordado P. equivale a Escuela Artística y tiene una serie de características comunes: modos de ejecución análogos, semejanzas o identidad en la decoración, color y técnica.

En España, dada su rica variedad, no es fácil delimitar estas escuelas pero se puede llevar a cabo marcando zonas de transición con estilos superpuestos. Si sucede esta influencia exterior dentro de una misma comarca se llama estilo derivado, y si el estilo nació allí o viene de fuera se las denomina propias o eclécticas.

Las comarcas y escuelas más conocidas en España son: Toledo, Salamanca, Zamora (con León), Segovia, Ávila, Granada, Mallorca, Cáceres y Canarias.

*Aspectos artísticos del bordado Popular

Los temas ornamentales o motivos  son obtenidos de la naturaleza directamente e interpretados de forma sencilla. Son de origen oriental, occidental, cristiano y en menos cantidad, renacentistas:

ANTROPOMORFOS (figura humana).

ZOOMORFOS (animales reales e imaginarios)

FITOMORFOS (representaciones vegetales)

GEOMÉTRICOS

EPIGRAFICOS O INSCRIPCIONES

 

Todos estos motivos tienen una rica simbología que en muchas ocasiones provienen de culturas muy antiguas.

La ordenación de los motivos: Se entiende que los motivos son los elementos integrantes de una composición y esta está representada por el dibujo o diseño que después se borda.

Dentro de los bordados los dibujos pueden ser realistas  o estilizados (interpretación más convencional).

Los contornos pueden ser de tres formas:  geometrizados que suelen ser impuestos por la técnica, pequeños trazos que siguen la dirección vertical y horizontal de la urdimbre y la trama, los contornos enteros  son libres, basados en curvas grandes,  y poco sinuosos, más bien en bordados antiguos, como los de la Escuela de Salamanca. Por último los contornos en movimiento tienen también contornos libres pero con muchas sinuosidades, muchos detalles y dibujo menudo como los de Mallorca o Lagartera.

También es importante  el encuadre  es decir, la distribución de los motivos dentro del marco de la prenda. El lienzo casero exigía que la tela tomara la forma cuadrada o rectangular, por ser tejidas enteras en el telar, y como consecuencia el diseño también se acomodaba a estas formas . Las soluciones decorativas son muy variadas , motivos sueltos distribuidos o no en las esquinas o en los laterales o sembrando todo el campo,  grecas formadas por motivos yuxtapuestos, afrontados motivos distintos alternándose, opuestos en diagonal, repetidos en forma radial, etc., o grecas en espejo .

El color en el arte es considerado como un elemento artístico de gran importancia. En el bordado P el colorido de las hebras es muy variado con preferencia de los colores primarios. Las tonalidades fuertes están relacionadas con la geografía española y con la psicología del pueblo Ibero amante del fuerte contraste y la policromía. Esto quedó bien plasmado por las influencias visigodas.

En casi todas las comarcas tienen una especial preferencia por el bordado de lana negra sobre el blanco marfileño del lienzo casero. Los colores más predominantes son: negro, rojo amarillo, azul, verde y blanco. El negro es casi exclusivo de prendas ceremoniales (paños de ofrenda, camisas noviales). Pocas labores ofrecen matices pálidos.

 

*Aspectos técnicos

Los procedimientos  empleados por los Bordados P. españoles son muy variados pero los más empleados son: entretejidos, elementales, de aplicación, en espiral y cruzados.

Entretejidos: Utilizan el punto más sencillo de decoración , el punto de “bastas” y resigue los mismos hilos del tejido. El entretejido puede realizarse al tejer o bordado encima. En nuestras tierras castellanas  es con este sistema con el que se decoran las camisas galanas o noviales, especialmente en Toledo, Salamanca y Segovia.

Puntos elementales: Los más destacados, y conocidos por todos son : pespunte, festón, cadeneta, punto de helecho, lanzados, de cordoncillo, de novia. Se encuentran distribuidos por todas las escuelas combinados con otros procedimientos.

Bordado de aplicación: Consiste en fijar trozos de telas de variadas clases y colores, recortadas con las formas de los motivos, sobre la tela a decorar mediante puntos sencillos que bordean la tela sobrepuesta. Se realiza en las Escuelas de Salamanca, Cáceres, Toledo y Zamora. También implica la aplicación de elementos como mostacilla, lentejuelas, abalorios, azabache, canutillos, etc.

Procedimiento en espiral: es el que se suele considerar como bordado propiamente dicho. Ha sido el más difundido y usado. La hebra se va aplicando sobre la tela en forma espiral, cubriendo los motivos tanto por el haz como por el envés. Recibe también el nombre de “bordado al pasado”

Los puntos cruzados: son obtenidos por la combinación de puntadas lanzadas. Los más conocidos son el  “punto de Argel”, “punto trenzado” y “el punto de cruz”. Se utilizan mucho en lo bordados de tipo hispano musulmán.

Los puntos elementales y sus derivados son de origen occidental, en España podemos pensar que se los debemos a los celtas, van asociados a formas decorativas circulares de tipo celta.

El bordado de aplicación es también muy antiguo y no requiere una gran imaginación creadora.  El bordado en espiral se realiza tanto en el bordado P. como en el erudito, es el que más aplicación tiene. . Los puntos cruzados son de origen oriental. Fueron adoptados por los árabes que los emplean profusamente.. tienen todos un origen común, el punto de cruz sencillo.

 

Modos de aplicar las diferentes técnicas o procedimientos: Todos estos puntos pueden aplicarse a bordar  el motivo, el fondo y el motivo y el fondo. Si bordan el motivo se llaman “directos”, si bordan el fondo, “a reserva”  y si bordar ambos macizados.

Estos motivos además se pueden realizar “de por cuenta” o “a hilos contados” y a dibujo libre”. Por la primera se bordan los motivos contando los hilos de la tela, por la segunda se señala el dibujo y después se cubre. La primera requiere  precisión  y exactitud constante  en el número de hilos que se toman, es más perfecta y se cree que es más antigua. Es la más usada en todos los bordados españoles.

 

Carmen Espinel Olanda